Covid prolongado

Tomado del Departamento de Salud del Estado de Washington

¿Qué es el COVID prolongado?

Las personas infectadas por COVID-19 pueden seguir presentando síntomas y efectos a largo plazo tras su infección, lo que se denomina «COVID prolongado» o «síndrome post-COVID». Todavía se desconoce mucho sobre el COVID prolongado. Seguimos aprendiendo más a medida que continúa la investigación sobre el COVID prolongado.

Síntomas del COVID prolongado

Las personas con COVID prolongado pueden tener una variedad de síntomas que pueden durar semanas, meses o años después de la infección.

Los síntomas incluyen, entre otros:

  • Sensación de cansancio, especialmente después de un esfuerzo mental o físico
  • Fiebre
  • Dificultad para respirar
  • Tos
  • Dolor torácico
  • Cambios en el olfato y/o el gusto
  • Dificultad para pensar o concentrarse o «niebla mental”
  • Dolor de cabeza
  • Dolor de estómago
  • Cambios en los ciclos menstruales

¿Quién puede desarrollar COVID prolongado?

Cualquier persona infectada con COVID-19 puede desarrollar COVID prolongado. Es más común en personas que tuvieron síntomas graves de COVID-19, especialmente aquellos que requirieron hospitalización. Las personas que experimentaron un síndrome inflamatorio multisistémico durante o después de su infección por COVID-19 pueden tener un mayor riesgo de COVID prolongado. Las mujeres, los adultos mayores, las personas con enfermedades latentes y las personas que no se vacunaron parecen ser más propensas a desarrollar COVID prolongado. Las personas que contraen COVID-19 varias veces también pueden tener más riesgos para la salud, incluido el COVID prolongado.

Prevención del COVID prolongado

Prevenir la infección por COVID-19 es la mejor manera de prevenir el COVID prolongado. Protéjase y proteja a los demás de COVID-19 lavándose las manos, utilizando mascarillas en las aglomeraciones, quedándose en casa cuando esté enfermo y recibiendo las vacunas y dosis de refuerzo recomendadas.

Las personas vacunadas que aún contraen COVID-19 pueden tener menos probabilidades de desarrollar COVID prolongado que las personas no vacunadas.

Más información sobre la vacunación contra COVID-19

Diagnóstico de COVID prolongado

Puede ser difícil diagnosticar el COVID prolongado. Los pacientes pueden tener dificultades para explicar los síntomas. No existe ninguna prueba de laboratorio o estudio de imagen para hacer el diagnóstico. Las pruebas médicas pueden mostrar resultados normales incluso si un paciente tiene COVID prolongado.

Algunas personas que refieren síntomas de COVID prolongado no presentaron síntomas de COVID-19 y no se sometieron a las pruebas de COVID-19 cuando enfermaron inicialmente. Esto dificulta la confirmación de que tenían COVID-19 y puede impedir o retrasar el diagnóstico de COVID prolongado. Es importante que se haga la prueba de COVID-19 cuando se sients enfermo por primera vez para ayudar en su diagnóstico de COVID prolongado más adelante.

Consejos para pacientes: Citas con el personal de salud para afecciones posteriores al COVID

Condiciones de Salud Nuevas y Preexistentes

La infección por COVID-19 puede afectar a múltiples sistemas de órganos y a veces puede desencadenar condiciones autoinmunes que pueden desempeñar un papel en el COVID prolongado. Las afecciones autoinmunes pueden producirse cuando el sistema inmunitario del organismo causa inflamación o daño tisular en las partes afectadas del cuerpo. Esto significa que las personas que han tenido COVID-19 pueden ser más propensas a desarrollar nuevos problemas de salud, como diabetes o afecciones cardíacas. Los problemas de salud preexistentes, como la diabetes y las cardiopatías, también pueden empeorar tras la infección por COVID-19

COVID prolongado y Derechos de los discapacitados

El COVID prolongado puede causar deficiencias físicas y mentales y se considera una discapacidad en virtud de la Ley ADA (Americans with Disabilities Act). Las personas con COVID prolongado están legalmente protegidas contra la discriminación por discapacidad. Pueden tener derecho a modificaciones razonables por parte de las empresas, el estado y los gobiernos locales para adaptarse a las limitaciones relacionadas con el COVID prolongado.

Orientación sobre «COVID prolongado» como discapacidad en virtud de la ADA

COVID prolongado y embarazo

Las personas embarazadas o recientemente embarazadas tienen más probabilidades de enfermar gravemente a causa del COVID-19. El COVID-19 puede causar complicaciones que afecten al embarazo y al bebé en desarrollo.

Todavía se desconoce mucho sobre cómo el COVID prolongado puede afectar al embarazo. Los Institutos Nacionales de Salud (NIH) realizarán un estudio de 4 años sobre los efectos a largo plazo del COVID-19 en mujeres que lo padecieron durante el embarazo, y en su descendencia.

COVID prolongado y los jóvenes

Los jóvenes también pueden enfermar de COVID prolongado. Los jóvenes que experimentan síntomas de COVID prolongado como fatiga y dificultad para concentrarse pueden tener dificultades para participar en la escuela y otras actividades. Los niños pequeños pueden tener dificultades para comunicar sus síntomas.

Los niños con COVID prolongado pueden ser elegibles para la educación especial, protección o servicios relacionados, en virtud de 2 leyes federales.

Vacunar a los jóvenes contra la COVID-19 es la mejor manera de prevenir el COVID prolongado en los jóvenes.

Conozca más sobre la vacunación de los jóvenes.

Información para médicos

antes de tu visita

traer una lista de sus medicamentos
trae tu identificación con foto
traer tarjetas de seguro
traer copago
completar el papeleo requerido
© 2024 Mattawa Community Medical Clinic |
site by Shew Design